Claves para organizar la preboda en un bar de copas

23 Enero, 2017

Las fiestas de preboda están a la orden del día. Muchas parejas deciden celebrar una fiesta, recepción o pequeña reunión con todos los invitados, para darles la bienvenida y las gracias por acompañarles en el día más importante de sus vidas.

La preboda puede ser de cualquier tipo y en cualquier lugar. Son importantes, en estos casos, la compañía y el motivo por el que se celebra. Hay personas que deciden hacerla en casa y otros optan por lugares naturales al aire libre o una fiesta nocturna en un bar de copas, entre muchas ideas más.

En cuanto a la celebración en un bar de copas, hay locales que dan la opción de contratar todos los servicios imaginables: desde el alquiler del lugar al completo o de una zona reservada a bonos, catering y demás.

Si uno desea reservar todo el local para la fiesta se debe a que prefiere algo privado, aunque en el caso del Bar Tula de Madrid, también puede ser alquilada solo una de las dos plantas de las que disponen. En el caso de que se trate de una pequeña reunión, también es posible decantarse por un pequeño reservado en una de las dos plantas, sin necesidad de que este local se dedique exclusivamente a la fiesta.

Consejos a tener en cuenta en una preboda

– Lo más importante de todo es pasarlo en grande. No nos podemos permitir mal ambiente, discusiones, faltas de respeto ni rencillas familiares. Es una fiesta en la que celebramos el inminente enlace de una maravillosa pareja y todo debe salir a la perfección.

La bebida debe ser de calidad, puesto que, si bebemos licores baratos o malos, no seremos capaces de enfrentarnos a la boda del día siguiente sin resaca y todos sabemos que la resaca es muy desagradable.

– La fiesta tiene que celebrarse en un lugar con estilo, buena música y lo suficientemente espacioso como para que quepan todos los invitados. Por ese motivo, el bar de copas Tula es una opción fantástica.

Los novios son los grandes protagonistas de esa noche y eso es indudable. Nadie puede eclipsarlos ni en la preboda ni en la propia boda.

Es aconsejable comer y beber al mismo tiempo, pues no queremos que nadie se pase con la bebida y luego se convierta en el antagonista de la velada.

– Generalmente, suelen asistir los invitados jóvenes de la boda, ya que, como su nombre indica, se trata de una fiesta, en la que se bebe, se come y, por supuesto, se trasnocha.

Las prebodas en bares de copas de Madrid, normalmente, cuentan, antes, con una pequeña cena de picoteo o canapés, similar a la de las recepciones que dan paso a la fiesta posterior. Para celebrar la preboda, conviene contactar con los expertos del Bar Tula y ellos se encargarán de todo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

social_facebook social_instagram